sábado, 9 de marzo de 2013


PEQUEÑOS CAMBIOS

Las dos clases de esta semana han sido algo diferentes a lo habitual.

En la primera clase tuvimos un imprevisto con la conexión de los portátiles de los alumnos, así que hubo que improvisar. Les propuse trabajar desde mi ordenador con Khan como un juego. Abrí el programa desde mi sesión en la pizarra digital, y fuimos haciendo los ejercicios del tema que nos toca, proporcionalidad, en forma de juego. Un alumno se levantaba para responder el ejercicio, si acertaba, él elegía al siguiente compañero en responder, y si no acertaba, los compañeros levantaban la mano para ayudarle y aquel que respondía correctamente seguía jugando. Se lo pasaron bien y participaron muy activamente en la clase. En cada ejercicio tenía una nube de manos levantadas para responder antes que el compañero que jugaba en ese momento, y en los ejercicios algo más complicados, en los que había que hacer alguna operación más dificililla, teníamos otra pequeña competición para ver quien hacía los cálculos más rápidamente.


Podía haber planteado la clase haciendo ejercicios en el cuaderno de la forma tradicional, pero fue un modo de probar el programa de otra forma. La experiencia fue buena porque los alumnos se motivaron, se divirtieron y aprendieron.

Tengo que decir que enseguida mencionaron que yo estaba ganando más puntos gracias a sus respuestas (porque jugamos con mi sesión) y que entonces ellos no tenían esos puntos...

La segunda clase fue un poquito distinta, no en el modo de trabajo, sino en lo que les pedí. Han ido quedando algunos ejercicios sin completar al 100% o algún ejercicio, que yo específicamente quiero que hagan, se les ha quedado sin hacer. Así que les pedí, a casi todos, excepto a aquellos que ya habían superado esos contenidos, que volvieran a temas anteriores, en concreto a las fracciones para completar aquellos ejercicios que no estaban bien terminados. La idea no le gustó mucho y algunos me decían que aunque a mí me aparecía en mi seguimiento que no lo habían hecho, ellos se acordaban de que lo habían hecho y además muy bien. Con esta parte tenemos pequeños conflictos, porque el sistema no da como completamente superado un ejercicio sólo con hacerlo una vez. Y además parece que en función de la dificultad de los distintos ejercicios, en unos se llega a completarlo más rápido que en otros. En algunos hay que hacerlo varias veces, y van cambiando las preguntas o enunciados, y además hay que hacerlos bien y sin utilizar las pistas. Esta última parte ellos no la tienen en cuenta y se enfadan, como ellos dicen porque no se le llena la barra.

ejemplo 1


Esta es la barra que aparece cada vez que terminan una tanda de un tipo de  ejercicio. Las tandas son de 8 ejercicios. A veces se les llena a la primera, si han respondido a las 8 preguntas de la tanda bien, y otras veces no se les llena a la primera, porque el ejercicio es de mayor dificultad y es necesario hacerlo más veces, o porque alguna de las 8 preguntas no las han respondido bien a la primera o han utilizado alguna pista.

ejemplo 2


En los dos ejemplos, 1 y 2 se ha hecho el ejercicio por primera vez. En el primer ejemplo se ha respondido a las 8 preguntas correctamente y en el ejemplo 2, algunas no se han respondido bien  y en otra se ha utilizado una pista, por tanto la barra prácticamente no se ha llenado.

El sistema también les marca si han respondido las 8 preguntas bien a la primera o no, o si han usado una pista o no. Aparece al mismo tiempo que la barra en la que ellos tienen un especial empeño. Mediante estas cartas:

cartas

Estas cartas, como podéis ver en el ejemplo 2, aparecen sobre la barra y representan cada una de las preguntas de la tanda. Si en la carta aparecen las tres hojas verdes, quiere decir que la pregunta se ha respondido correctamente. Si aparecen dos, que se ha utilizado una pista en esa pregunta. Y si aparece una sola hoja, es porque se ha dado alguna respuesta incorrecta.



Sobre la barra aparecen además estos iconos. El primero representa el número de preguntas de la tanda correctas (3 hojas). El segundo representa el número de respuestas dadas muy rápido y correctas. Y el tercero representa el número de hojas totales conseguidas en esa tanda.

Después del pequeño enfado inicial, trabajaron muy bien y yo pude ir repasando con ellos individualmente los ejercicios que estaban sin terminar o que no habían hecho bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada