domingo, 3 de marzo de 2013


TERMINA LA 2ª EVALUACION


Hemos finalizado la 2ª evaluación en la que hemos trabajado las fracciones, los números decimales y los porcentajes.


Los alumnos ya están perfectamente acostumbrados a trabajar con el programa y con el ordenador y su ritmo de trabajo es mayor. A lo largo de esta evaluación han estado trabajando en parejas, cada uno con su ordenador y han estado continuamente colaborando para resolverse las dudas entre ellos y ayudándose al realizar los ejercicios. Es muy satisfactorio para el profesor acercarse a los alumnos y que te digan: “Ane espera, que se lo voy a explicar yo”, y ver como la explicación que le da al compañero es correcta y el compañero la comprende. Es otra forma muy importante de aprendizaje para ellos.


También he de decir que algunos de los alumnos no estaban aprovechando la oportunidad de trabajar en parejas y por tanto han continuado trabajando de forma individual.

Todos los alumnos están progresando pero cada uno de forma diferente y a su ritmo. Para ver esas diferencias os muestro una gráfica del progreso en las habilidades trabajadas de diferentes alumnos.





Alumno A

El alumno A corresponde a uno de los alumnos más avanzados, que además de conseguir un 100% de progreso en los contenidos trabajados, al comparar con los otros ejemplos, vemos que también ha trabajado más contenidos.

Alumno B

El alumno B sería un ejemplo de los alumnos de nivel intermedio, es decir, la mayoría de la clase. Podemos ver que ha conseguido un 100% de progreso en la mayoría de los contenidos, pero que todavía ha trabajado poco alguno de los contenidos (azul clarito) y otros no los ha comprendido correctamente (rojo). Estos últimos contenidos son los que trabajaremos de forma individual al comienzo de esta evaluación para intentar superarlos antes de comenzar a trabajar con los nuevos contenidos.

Alumno C

El ejemplo C corresponde a un alumno que le cuesta mucho pero que trabaja mucho, pregunta las dudas e intenta mejorar. Vemos como tiene contenidos sin superar pero no quiere decir que no haya trabajado en ellos sino que necesita más esfuerzo hasta conseguir comprenderlos correctamente. 
Hay que tener en cuenta que los alumnos van trabajando a su ritmo y que les doy libertad para ir haciendo a su manera, dentro de unas pautas que yo les marco, por tanto aunque tengan contenidos sin superar ellos comienzan con algún otro ejercicios, lo superan, vuelven al anterior, esta vez pueden superarlo o no y lo vuelven a dejar para otro momento. En todos los casos van trabajando y yo voy intentando ir rellenando esos huecos que van dejando, esos contenidos que por si sólo no han conseguido superar.

Alumno D

El ejemplo D corresponde a un alumno que no aprovecha el tiempo de clase, que se distrae continuamente y que hay que estar constantemente llamándole la atención para que trabaje. Pero como se puede ver es un alumno que ha conseguido superar al 100% casi todos los contenidos trabajados. Es un alumno que no tiene ninguna dificultad en comprender lo que trabajamos pero sí en mantenerse trabajando. Se puede ver también que ha trabajado los mismos contenidos que sus compañeros aunque no aproveche bien el tiempo, porque es capaz de hacer un "sprint" final cuando se va acercando alguna de las pruebas escritas que les hago o cuando se acercan las notas. Es capaz de recuperar en casa de forma individual, aquello que no trabaja en clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada